miércoles, 8 de septiembre de 2010

Pero siempre sale cruz

El concierto fue genial pero no quiero adelantaros nada porque quiero dedicarle una entrada sólo para describir todo lo que pasó esa noche. Hoy he decidido no escribir sobre ello porque en estos momentos hay algo que no entiendo y que realmente me preocupa.
Porque... ¿Qué pasa cuando todo depende de un hilo, depende de una decisión que tienes que tomar? De una decisión importante, obvio. No de decidir si tomar Coca Cola Light o Coca Cola Cero, con hielo o sin hielo. No me refiero a eso. Me refiero a una decisión que cuando la tomes una parte podría molestarse y no comprenderlo. Pero tienes que tomar esa decisión aunque sepas que una de las dos personas que hay a cada lado saldrá molesta. Si fuera una persona cualquiera, me daría más o menos igual la decisión que tomase. Casi no lo pensaría y no habría estado un día pensándome lo que contestar. No habría estado una tarde mirando mi Iphone, decidiendo si llamar ya o no, decidiendo qué decir exactamente.
¿Pero qué pasa cuando la parte más importante que sostiene tu vida se separa en dos bandos con opiniones completamente diferentes sobre lo que pasó, sobre quién tiene razón y sobre quién debe pedir disculpas? ¿Qué pasa si esto lleva pasando desde hace cuatro años y no ha habido solución, ni si quiera ocasión para solucionarlo? ¿Por qué ahora hagan lo que hagan todo va a estar mal? ¿Pero qué pasa si convives con uno de esos bandos y quieres mantenerte neutral?


"Ya ves,
yo enciendo la puerta,
tu me cierras la luz.
Los dos le damos mil vueltas,
pero siempre sale cruz.
Gritar,
perder la cabeza,
ir llenando un baúl,
que ni siquiera ya cierra,
si no lo cierras tú..."
By Maldita Nerea





A veces, hay que jugarlo todo a cara o cruz.


Una Adolescente Soñadora: ¿Qué eliges, cara o cruz?

2 comentarios:

¡Gracias por comentar en este Blog!